¿Qué es?

Se trata de un test en el que se analizan un número determinado de alimentos y/o componentes alimentarios para determinar intolerancias a los mismos y que se realiza a partir de una muestra de sangre. En este test también se observa el grado de intolerancia a cada alimento o componente clasificándolo de 1 a 4, según el grado de intolerancia presentado habrá que actuar de una manera determinada.

¿En qué consiste la intolerancia alimentaria?

Es importante no confundir las intolerancias alimentarias con alergias a determinados alimentos. Una alergia es una reacción defensiva de nuestro organismo cuando una sustancia entra en el cuerpo. Esta reacción suele aparecer en un breve espacio de tiempo desde que consumimos el alimento en la forma de inflamación, dificultades respiratorias o erupciones cutáneas, por lo que suele ser fácilmente reconocible como alergia alimentaria.

Mientras que las alergias alimentarias no son muy frecuentes y afectan únicamente a un porcentaje reducido de la población, las intolerancias alimentarias son muy comunes y se suelen desarrollar a lo largo del tiempo. La clave para entender por qué es importante someterse a este tipo de test es que las intolerancias pueden aparecer a las horas o incluso días después de la ingesta del alimento y con síntomas muy diversos.

Las intolerancias pueden desarrollarse por motivos tales como la inclusión en la dieta de alimentos fabricados industrialmente, una dieta desequilibrada, estrés, influencias medioambientales, consumo de alcohol o toxinas, etc. Debido a esto, la función intestinal se ve afectada y se hace permeable a los alimentos y sus componentes, el sistema inmune los identifica como agentes extraños y, por lo tanto, los combate.

¿A quién está dirigido este tipo de test?

Deberían contemplar someterse a este tipo de test todas aquellas personas con problemas gastrointestinales (mala digestión, flatulencia, estreñimiento, diarrea, etc.), problemas dermatológicos (dermatitis atópica, acné, psoriasis, prurito…), sobrepeso, cambios repentinos de peso, migrañas, cefalea crónica o fatiga crónica.

Tipos de test

–         ImuPro 100: En este test se analizan los 90 alimentos más importantes.

–         ImuPro 200: Este test incluye 180 alimentos, entre ellos los 90 del ImuPro100 y el resto alimentos que suelen constituir la alternativa a aquellos que suelen dar más intolerancia como, por ejemplo, cereales sin gluten, alternativas al lácteo, huevo, varias especies de pescado, caza, etc.

–         ImuPro 300: Se trata del test más exhaustivo, ya que se analizan 270 alimentos y aditivos tales como conservantes y espesantes.  Además de los alimentos típicos de cada grupo, incluye alimentos más específicos, especias, café, té o vino.

La elección del tipo de test viene dada por el tipo de dieta y la sintomatología del paciente, para ello cuenta con el asesoramiento de un especialista que dará su recomendación después de elaborar una historia clínica y planteando una serie de preguntas.

Después del test

Después de realizar el test se establecerá un período de abstinencia (eliminación de aquellos alimentos a los que se detecta una intolerancia) que puede variar entre los 2 meses al año (a veces, incluso más) en función del grado de intolerancia presentado. Posteriormente, se elaborará un plan de rotación, que supone incluir los alimentos en ciclos de 4 días y, finalmente, se reintroducen gradualmente los alimentos que hemos eliminado, observando si aparece algún tipo de síntoma.

Siguiendo correctamente todas las recomendaciones, empezaremos a apreciar los resultados rápidamente (7-10 días) y, al finalizar el programa, veremos aliviadas nuestras patologías  y, en muchos casos, veremos que incluso han desaparecido por completo. Además, habremos mejorado nuestros hábitos de alimentación, incluyendo una dieta más variada y saludable.

¿Por qué en realizarme el test en Zar&Zar?

En Zar&Zar te entregaremos además de tus resultados junto con un manual con información para que te sea fácil seguir con el plan desde casa, te proporcionaremos recetas para que puedas seguir llevando una dieta variada en el caso de que presentes intolerancias a un gran número de alimentos y te explicaremos todo lo que necesites a través de consultas que podrás concertar sin coste.