¿En qué consiste?

Esta anomalía consiste en un agrandamiento externo del clítoris o capuchón del clítoris (piel que lo recubre), que sobresale a modo de minipene, produciendo molestias tanto psíquicas como físicas, como sentir dolor durante la relación sexual.

Generalmente va acompañado de una hipertrofia o aumento de los labios menores y la cirugía suele ser combinada con una labioplastia. La intervención de reducción de la hipertrofia del clítoris consiste en eliminar el tejido sobrante y elevar el clítoris a su posición si se encuentra descendido de su lugar correcto, evitando siempre la exposición excesiva que llevaría a sufrir molestias y sensaciones desagradables.

El postoperatorio y la recuperación es similar al de la reducción de labios menores.