El tratamiento de lipoláser surge como una mejora de la liposucción tradicional. Ambas técnicas están indicadas para la eliminación de la grasa localizada

¿En qué se diferencia el lipláser de la lipo tradicional?

En la técnica de liposucción tradicional se utiliza una cánula para aspirar la grasa, mientras que, en la liposucción asistida por láser o lipoláser, se utiliza una cánula que contiene una fibra (láser) destinada a ablandar la grasa para que ésta sea fácilmente succionada. Por lo tanto supone una mejora a la hora de eliminar la grasa de forma definitiva. Otra ventaja fundamental del láser es su capacidad de coagulación (reducción del riesgo de sangrado) y el efecto de retracción de la piel (skin tightening). Esto se traduce en un postoperatorio mucho más rápido y llevadero.

¿Ventajas, inconvenientes?

Ventajas:

  • Ayuda a que se retraiga antes la piel 
  • Postoperatorio más rápido (3-5 días)
  • Postoperatorio más llevadero (menos inflamación y menos hematomas).
  • Intervención ambulatoria (no requiere de hospitalización)

Inconvenientes:

Como en cualquier cirugía, siempre existe el riego de complicación. La doctora explica detenidamente las posibles complicaciones en consulta.

¿Cómo se realiza?

Mediante anestesia local y sedación. No requiere de hospitalización.

¿A quién está dirigida esta intervención?

Como en el caso de la liposucción tradicional, a todas aquellas personas que deseen eliminar grasa localizada en alguna zona de su cuerpo resistente a tratamiento dietético y al ejercicio. 

¿Desea más información acerca del lipoláser en Madrid y su precio? Contacte con nosotros a través del formulario de contacto o llámenos al 918709838 y solicite su cita informativa gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario