¿En qué consiste la celulitis?

La celulitis se desarrolla en la parte más superficial de la grasa subcutánea y es el resultado de cambios que se producen en la circulación sanguínea, drenaje linfático, grasa y tejido fibroso en zonas localizadas, generalmente en los muslos, nalgas, abdomen, rodillas o tobillos entre otros. Hay diferentes grados y existen otros factores que influyen en su aparición como son los factores hormonales, neurovegetativos o genéticos y algunas patologías como la insuficiencia venosa, alteraciones en el hígado o riñón y la alimentación y hábitos de vida.

Las células grasas se encuentran en compartimentos separados por tabiques fibrosos. En la celulitis estas células se hinchan, las arterias y venas se estrechan disminuyendo el retorno venoso y acumulándose más líquido. Al mismo tiempo también se reduce el drenaje linfático por lo que continúa el acúmulo de líquido y toxinas. Como consecuencia aumenta el volumen en los compartimentos, pero las fibras de colágeno se endurecen y tiran hacia abajo formándose así la piel con hoyuelos.

El tratamiento  tiene como objetivo combatir los factores que producen la celulitis:

  • Dieta baja en grasas y sal y rica en fibras combinada con mesoterapia corporal.
  • Ejercicio físico
  • Tratamiento combinado de ultrasonidos y presoterapia.

Las ondas de ultrasonidos producen vibración durante su propagación por los tejidos produciendo unos cambios físicos y fisiológicos en las células. En el tratamiento de la celulitis conseguimos una mejoría del riego sanguíneo, una mayor elasticidad de las estructuras fibrosas y  una aceleración del metabolismo de las células grasas a nivel del tejido subcutáneo.

Tras la aplicación de los ultrasonidos se aplica una programación individualizada de presoterapia que mejorará el retorno venoso y el drenaje linfático y acelerando los efectos que hemos conseguido con el tratamiento anterior.

El tratamiento consiste en un mínimo de 6 sesiones, aunque el número óptimo de sesiones será pautado por el médico en función de la estructura y extensión de la celulitis que se quiera combatir. Primero, se procederá a su tratamiento mediante ultrasonidos, 5-10 minutos por zona y, después, 20-30 minutos de presoterapia. Lo ideal es realizar el tratamiento 2 veces por semana o, como mínimo, una vez a la semana hasta finalizarlo. Una vez concluido, es recomendable programar sesiones de mantenimiento.

Procedimiento:

En la primera consulta se evaluaran las zonas a tratar y todos los factores predisponentes. Se empezará midiendo el contorno de la zona a tratar para poder analizar posteriormente los resultados obtenidos. Posteriormente, se aplicará un gel, similar a los geles de ecografía, y se aplicará directamente el cabezal del aparato de ultrasonidos. Dependiendo de la zona a tratar, la duración será de unos 5-10 minutos por zona. Posteriormente, se procede al tratamiento de presoterapia. La paciente puede aprovechar para dedicarse 40-50 minutos de relax. Una vez concluido se fijará la siguiente cita hasta la finalización del tratamiento.